Portada » AQUALIX

AQUALIX Es un procedimiento combinado. En la primera parte del tratamiento se hace una infiltración de Aqualix, un nuevo producto que consiste en una solución acuosa con base gelatinosa, biocompatible y totalmente reabsorbible, indicada para el tratamiento y eliminación de los adipocitos de forma definitiva.

El producto se infiltra con un único pinchazo por zona con una aguja fina y larga que permite repartir AQUALIX  de una forma homogénea.

Después de la aplicación de con la técnica de la Intralipotrapia con Aqualix, y una vez el paciente ha reposado unos minutos, se aplican ultrasonidos de baja frecuencia en la superficie externa de la piel, consiguiendo que las células grasa destruidas liberen la grasa. Ayudando así a que el propio cuerpo la acabe de eliminar por sí mismo.

Las zonas en las que se obtienen mejores resultados son abdomen, caderas, rodillas, brazos, papada, interior de los muslos y en la pseudoginecomastia.

Esta terapia combinada de intralipoterapia precisa una media de tres sesiones por zona para que los resultados sean completos, con una separación de tres semanas entre sesión y sesión.

Después de aplicarse puede haber en la zona tratada una ligera molestia que puede durar unos días.

¿Tiene alguna contraindicación?

Está contraindicado en caso de embarazo o lactancia, enfermedades Infecciosas Aguda o Crónica y en patologías graves como Cardiopatía, Nefropatía, Hepatopatía y Diabetes.

Tampoco debe ser usado en pacientes con historias clínicas de reacciones alérgicas o anafilácticas.

Al igual que en todos los procedimientos que comportan inyecciones percutáneas, el riesgo de infección existe si en la zona anatómica de inyección hay un proceso inflamatorio o infeccioso o si la zona no se ha desinfectado correctamente antes del procedimiento.

En pacientes con trastornos hemorrágicos y/o de coagulación y aquellos sometidos a terapia anticoagulante, el producto debe ser utilizado con precaución ya que es más probable que aparezca alguna hemorragia o equimosis localizadas.