ELIMINACIÓN DE VARICES

¿En qué consiste la esclerosis?

La esclerosis consiste en la introducción de una fina aguja con un medicamento que produce una reacción inflamatoria controlada en las pareces de la variz. De esta forma, logramos que la vena se cierre y la variz desaparezca.

Esta técnica está indicada para varices de pequeño y mediano calibre y evita que se intervenga quirúrgicamente.

La aparición de nuevas varices, dependerá de que se lleve a cabo o no nuestro tratamiento de mantenimiento, así como de la carga genética del paciente.

Tratamiento de esclerosis

El número de sesiones depende del número de varices a tratar y de su calibre. Estas desaparecen en un plazo de entre 4 y 8 semanas una vez finalizado el tratamiento. Las sesiones correspondientes a un tratamiento de microvarices duran unos 20 – 30 minutos cada 15 días. Una vez realizada la sesión, en los días posteriores, la zona presentará enrojecimiento e inflamación. En cualquier caso, el paciente debe llevar unas medias de comprensión media, al menos 3 días después de cada sesión, para que se mantenga el producto aplicado.

¿Cómo prepararse para el tratamiento?

Antes de realizarse el tratamiento, es recomendado hablar y despejar cualquier duda con el médico, así como indicarle los medicamentos que se están ingiriendo en ese momento.

Es importante hacer una lista de las alergias que se sufran, mayormente las alergias a los anestésicos locales, la anestesia general o a los materiales de contraste, de esta manera se evitará cualquier reacción durante el tratamiento que exponga la salud de los pacientes.

El médico se encargará de indicar cuáles medicamentos dejar de tomar, como las aspirinas y los antiinflamatorios no esteroideos, por ejemplo. También es posible que se prohíba el consumo de suplementos con hierro a la hora de realizar este tratamiento.

En caso de sufrir de alguna enfermedad en particular, se debe notificar previamente al médico y preguntar qué medicaciones antibióticas se pueden tomar durante el proceso, de igual manera el médico ofrecerá ciertas pautas de seguridad con respecto a los medicamentos discontinuados.

Ni antes ni después de realizarse el tratamiento de eliminación de varices, se deben aplicar lociones en las piernas. Se aconseja ir al examen con ropa cómoda y no apretada, aunque se proporcionará una bata para utilizar durante el procedimiento.

¿Qué ventajas ofrece el tratamiento?

Mediante este tratamiento se pueden aprovechar numerosas ventajas, que lo convierten en la solución perfecta para las mujeres que desean eliminar las varices.

La técnica sirve para eliminar todas las varices presentes en cualquier paciente, sin importar su cantidad y su tamaño, aunque es más afectivo para las pequeñas y medianas. Gracias a esto se evita la cirugía en los pacientes con varices.

Tampoco necesita contar con métodos o cirugías complementarias con las cuales finalizar el tratamiento. El procedimiento es ambulatorio, por lo tanto, resulta fácil para el profesional, y se puede repetir las veces que sean necesarias, eso sí, la cantidad de sesiones las indicará el médico.

El tratamiento es indoloro, solo produce una ligera una molestia muy parecida a la extracción de sangre, y al finalizar, los pacientes pueden salir por sí solos y volver a sus actividades diarias. Sin embargo, hay que tomar en cuenta los cuidados indicados por el médico durante los próximos días, aunque no es necesario tomar tanto reposo.

Otra ventaja a destacar del tratamiento de eliminación de varices, es que disminuye las posibilidades de recidivas, esto quiere decir que las varices no aparecerán nuevamente durante un largo período de tiempo, por lo que se trata de una técnica efectiva para librarse de este problema.

De igual manera, como hemos mencionado antes, las varices pueden aparecer otra vez con el paso del tiempo, y debido a la carga genética de los pacientes. Por último, su toxicidad es nula o escasa, por lo que no representa un peligro para los pacientes, siempre y cuando indiquen al médico sus enfermedades, alergias y los medicamentos que toman.